domingo, 1 de junio de 2008

EL CUENTO DE NUNCA ACABAR (actualización)

Los pisos suben a pasos agigantados y los sueldos no lo hacen en la misma proporción de manera que una persona con un trabajo cualificado se independiza, con suerte, a los 28. En los últimos años se ha generalizado una solución al problema: la vivienda de protección oficial (VPO) que en Zaragoza se ha convertido, prácticamente, en la única opción de compra.

Para conseguir una VPO es necesario un contrato de trabajo que, junto a una solicitud, debe presentarse en el registro oficial de vivienda protegida. Cuando el solicitante ha cotizado durante un periodo determinado accede a los sorteos de vivienda. Si tiene suerte o conoce a alguien, en un par de años verá su nombre en una lista en Internet y a los cuatro o seis meses recibirá una carta felicitándole por la obtención del piso. Después pagará la entrada y esperará durante otros dos o tres años a recibir ese hogar tan esperado.

Parece impensable que después de toda la espera, haya personas que rechacen un piso protegido porque no le guste el pasillo, las ventanas sean pequeñas, la cocina tenga poca luz o los muebles del baño no combinen con el albornoz. Pero no son sólo estas anécdotas los motivos por los que los aragoneses rechazan una vivienda. EL principal problema es la imposibilidad de pagarla a pesar de que tratarse de un hogar “barato”. Sara Aranda, de 22 años, tiene que dar la entrada del piso en junio: “Al principio mis padres me van a tener que ayudar porque se me queda una hipoteca de más de 500 euros”. Sheila Gómez, por otro lado, ha tenido que pedir un crédito para afrontar la entrada: “no podía decir que no al piso. Espero que no lo acaben pagando mis hijos”. Pero ni a todos los avalan sus familias ni les conceden un crédito. Es el caso de Alba Catalán que no puede afrontar una hipoteca sin un contrato fijo y con un sueldo de 850 euros: “En los bancos solo le dan dinero a los que ya tienen”-sentenció.

Como Alba, hay cientos de aragoneses que no pueden adquirir en propiedad una vivienda y las soluciones no llegan. Las constructoras privadas tienen que vender pisos al ayuntamiento para convertirlos en VPO porque nadie los compra y la emancipación llega cada día más tarde.


Las constructoras no venden pisos porque los zaragozanos no pueden pagarlos. Elaboración propia

Más información:

Ana Lluch: Un futuro incierto

11 comentarios:

alejandra21 dijo...

Tema que siempre está de actualidad y muy denunciado por la sociedad pero nunca se hayan soluciones. Parece mentira que no se haga algo respecto a este tema porque los jóvenes no vamos a poder independizarnos en años!Los precios están por los aires. Muy bien lo de poner citas con gente que vive esa situación
ME gusta el post, es algo que a todos los jóvenes nos repercute
Un saludo!

J.A. Sesé dijo...

Un post perfecto. Haber si este cuento de nunca acabar termina de una vez y con un final feliz.

El pie de foto quizás no hiciera falta pero por lo demás perfecto.

Un besete

Jandrico dijo...

Hola María:

Muy bueno el post. Tocas un tema muy de actualidad y que afecta a muchísima gente.

Sólo una cosa: los que se independizan a los 28 tienen muchííííííííííísima suerte. Te lo digo por experiencia.

Un saludo.

Isabel Torres dijo...

Hola Mery. El tema está muy bien ya que por desgracis siempre está de actualidad el rollo estte de los pisos. Lo único que el tercer parrafo me ha resultado un poco largo a la vista. Por lo demás es un blog muy completo con enlaces, declaraciones, etc. Muy bien Mery, un besico.

Vanessa dijo...

Un tema que siempre está de actualidad y que hoy en día nos vuelve locos a los jóvenes!!¿Vamos a tener que vivir con nuestros padres hasta los 30? En fin... una verdadera pena y una vergüenza!!Muchos años endeudados nos esperan!!

Un post muy completo en cuanto al contenido, resume perfectamente el tema pasando por todos los aspectos importantes.

La imagen muy representativa.

Un besitoo.

Anónimo dijo...

Un buen post sí señora. Con testimonios de interesados y profundas reflexiones que dejan las cosas bastante claras.

El tema de la vivienda es un problema importante, y a veces, como bien dices, las posibles ayudas y soluciones se ofrecen a los que menos las necesitan.

Por cierto, me temo que yo ya no puedo independizarme a los 28 ;)

Un beso,

Alberto Mora

alejandra21 dijo...

ME has dado buena idea para mi blog María, pondré el video de Gisela en vez del enlace así invita más a verlo
GRacias:)

Anónimo dijo...

Has reflejado muy bien dos casos: gente que está rechazando viviendas por cuestiones totalmente secundarias y gente que no puede pagarlas.

Y, claro, si las constructoras como bien dices no venden pisos porque nadie los puede pagar, tal vez habría que ir pensando ya en bajar los precios. Y que una vivienda vuelva a ser asequible para el trabajador que cobra un salario medio.

Laura dijo...

La verdad es que a mi me preocupa bastante este tema... Eso de no saber si podré tener una casa... Gracias por el post, está muy bien.

Ah! Ana Lluch a elegido el mismo tema esta semana.

Besos

Ana L. dijo...

El problema se vio hace años, no se hizo nada al respecto y ahora... cada vez estamos más cerca de ser los perjudicados.

Pero oye, en cada tampoco se vive nada mal :)

Buena redacción y análisis de la situación. Enhorabuena, María!

(Pd: menos mal que has pasado por mi blog y has sido sincera! Los exámenes son la excusa, pero la realidad es que pasamos de este tipo de exposiciones, jaja. Y más si vives en otra punta de Zaragoza... Gracias)

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho tu post. Has dado mucha información y además cuenta con muchos enlaces. Te has informado muy bien y tratas un tema de máxima actualidad.

Yo también te he enlazado

Un saludo

Ana Lluch