domingo, 8 de junio de 2008

EL FIN DE UNA ETAPA

Estudiando hasta el último momento. Elaboración propia

¿Filosofía o historia?, ¿magisterio o enfermería?, ¿medicina o veterinaria?... Durante estos días los alumnos de segundo de bachillerato se cuestionan su futuro. Algunos, los menos, lo tienen claro: "yo, periodista", "siempre he querido ser arquitecto"... Otros ni siquiera están seguros de querer entrar en la universidad pero todos ellos se enfrentan la próxima semana al examen más importante de su trayectoria académica: la selectividad.

Casi 4000 alumnos aragoneses realizarán este año la prueba de acceso a la universidad en cinco municipios: Zaragoza, Huesca, Teruel, Barbastro y ALcañiz. Las bibliotecas llevan dos semanas saturadas de estudiantes nerviosos e impacientes que desean terminar cuanto antes los seis examenes que tiene la prueba. Con ella empieza uno de los veranos más largos y finaliza una de las etapas mas importante de sus vidas.


Alba Catalán, alumna de 2ºBachillerato:

video

domingo, 1 de junio de 2008

EL CUENTO DE NUNCA ACABAR (actualización)

Los pisos suben a pasos agigantados y los sueldos no lo hacen en la misma proporción de manera que una persona con un trabajo cualificado se independiza, con suerte, a los 28. En los últimos años se ha generalizado una solución al problema: la vivienda de protección oficial (VPO) que en Zaragoza se ha convertido, prácticamente, en la única opción de compra.

Para conseguir una VPO es necesario un contrato de trabajo que, junto a una solicitud, debe presentarse en el registro oficial de vivienda protegida. Cuando el solicitante ha cotizado durante un periodo determinado accede a los sorteos de vivienda. Si tiene suerte o conoce a alguien, en un par de años verá su nombre en una lista en Internet y a los cuatro o seis meses recibirá una carta felicitándole por la obtención del piso. Después pagará la entrada y esperará durante otros dos o tres años a recibir ese hogar tan esperado.

Parece impensable que después de toda la espera, haya personas que rechacen un piso protegido porque no le guste el pasillo, las ventanas sean pequeñas, la cocina tenga poca luz o los muebles del baño no combinen con el albornoz. Pero no son sólo estas anécdotas los motivos por los que los aragoneses rechazan una vivienda. EL principal problema es la imposibilidad de pagarla a pesar de que tratarse de un hogar “barato”. Sara Aranda, de 22 años, tiene que dar la entrada del piso en junio: “Al principio mis padres me van a tener que ayudar porque se me queda una hipoteca de más de 500 euros”. Sheila Gómez, por otro lado, ha tenido que pedir un crédito para afrontar la entrada: “no podía decir que no al piso. Espero que no lo acaben pagando mis hijos”. Pero ni a todos los avalan sus familias ni les conceden un crédito. Es el caso de Alba Catalán que no puede afrontar una hipoteca sin un contrato fijo y con un sueldo de 850 euros: “En los bancos solo le dan dinero a los que ya tienen”-sentenció.

Como Alba, hay cientos de aragoneses que no pueden adquirir en propiedad una vivienda y las soluciones no llegan. Las constructoras privadas tienen que vender pisos al ayuntamiento para convertirlos en VPO porque nadie los compra y la emancipación llega cada día más tarde.


Las constructoras no venden pisos porque los zaragozanos no pueden pagarlos. Elaboración propia

Más información:

Ana Lluch: Un futuro incierto

jueves, 22 de mayo de 2008

LAS MANOS DE CASILLAS

El club de ajedrez Marcos Frechín en colaboración con la Federación Aragonesa de Ajedrez fueron los encargados de organizar el II Campeonato de ajedrez Utrillas Plaza, un torneo al que acudieron más 180 niños de entre 6 y 12 años.

El centro comercial se convirtió la tarde del sábado en una fiesta en la que, además de jugar al ajedrez, se sortearon más de 50 regalos entre los niños participantes y algunos detalles entre los padres que, a veces, son peores que los niños (sobre todo cuando se regala algo). Tres bicicletas, balones de fútbol, mochilas o cámaras de fotos fueron algunos de los obsequios que recibieron los niños.

Se trataba de la segunda edición de este campeonato y volvió a cubrir todas sus plazas. Además, según el organizador Enrique Sánchez: “Cada vez hay más chicos con interés en el ajedrez y las canteras vienen pegando fuerte”.


Este juego de reyes lo practica más gente de la que muchos puedan imaginar (y no, los ajedrecistas no van con tirantes y gafas de culo de vaso). En cuanto a la eterna pregunta de que si el ajedrez es deporte o no: hay una respuesta clara y rápida. La Real Academia define deporte como ejercicio físico, ¿acaso el cerebro no es un órgano físico? Sin duda, lo es. Además es un órgano del que sería mejor no prescindir nunca.


Iker Casillas le podrá poner precio a sus manos pero un ajedrecista jamás se lo pondría a su cerebro.

Fuente: elaboración propia
video

domingo, 18 de mayo de 2008

“No merece la pena morir por una noticia, sólo merece la pena contarla”

fuente: elaboración propia

El pasado tres de Mayo celebrábamos el Día Mundial de la Libertad de Prensa y la Universidad San Jorge invitó el pasado jueves a Rafael Maturana, periodista de reporteros sin fronteras, para hablar de su experiencia como reportero de guerra y de la libertad de expresión en el mundo.

Maturana ha trabajado en numerosos conflictos y ha sido compañero de tres de los seis periodistas muertos en los últimos años: José Couso, Ricardo Ortega y Julio Fuentes. “No os desanimo a que os marchéis, pero hacedlo preparados: allí eres un objetivo. Una guerra no es como ir a un centro comercial”, aconsejaba a los alumnos.

El periodista insistió en “hacer la noticia” y no “ser la noticia”: “En el momento en que traspasas esa línea dejas de ser periodista”. También destacó su experiencia en Kuwait, en la que tenían dos hoteles, uno con agua (para vivir) y otro con luz (para cargar las baterías) y para ir de uno a otro había que pasar 6 o 7 controles. Las guerras son días tristes, grises. “Se ven en blanco y negro y el periodista se convierte en moneda de cambio”.

En cuanto a la libertad de prensa, Maturana habló del papel que ejerce la ONG periodistas sin fronteras en todo el mundo y de la situación de España, que en el ranking se encuentra en el número 43.

De la mesa redonda, que contó con la participación de la presidenta de la Asociación de la Prensa de Aragón, Camino Ibarz, y la Coordinadora de la licenciatura de periodismo de la Universidad San Jorge, Nerea Vadillo, queda destacar una frase de Maturana: “No merece la pena morir por una noticia, sólo merece la pena contarla”.

Más información:

Eva Navarro Pueyo: "encarcelar a un periodista es encarcelar a un testigo fundamental"

Universidad San Jorge

lunes, 12 de mayo de 2008

El amor en los tiempos del cólera, vivir esperando (actualización)

Cartel de la película. Fuente: www.vayacine.com


Siempre es más gratificante leer el libro que ver la película y pocas adaptaciones cinematográficas han conseguido recoger todos y cada uno de los ambientes, las intenciones y la calidad de los autores. El amor en los tiempos de cólera no es una excepción. Nada tiene que ver la novela de García Márquez con la película de Mike Newell protagonizada por Javier Bardem. Comparten el título, los personajes y los escenarios pero la esencia y la reflexión de la obra han desaparecido.

Gabriel García Márquez cuenta la historia entre Florentino Ariza y Fermina Daza desde que se enamoran en plena adolescencia hasta que, con más de 75 años, consiguen vivir su amor. Mas de 50 años pasan el uno sin el otro y sin siquiera cruzar una palabra o tocarse la mano, ambos saben que, al final, se cruzaran sus vidas. El amor en los tiempos del cólera habla de este sentimiento como de una enfermedad como lo fue el cólera, una obsesión que hace que el paciente tenga fiebre, sudores, insomnio…El protagonista vive por y para un sueño que sabe que, más tarde que temprano, va a hacerse realidad. Su único temor es morir antes que el marido de su amada y vive esperando a que enviude para poder terminar lo que comenzó con un telegrama en el jardín de Lorenzo Daza, el padre de Fermina.

Con descripciones perfectas y una evolución de los personajes admirable, el Nóbel de literatura nos lleva a reflexionar si vale la pena esperar toda la vida a que pase algo o alguien mientras que lo único que pasa es, precisamente, la vida.


Más información:
Trailer de la Película. Fuente: youtube.com

viernes, 2 de mayo de 2008

"EJEMPLO" DE RESPETO Y DEMOCRACIA EN LAS CORTES DE ARAGÓN (actualización)

Fuente: elaboración propia

Este año se celebran 30 años de Constitución en España. Después de tres años de Guerra Civil y casi cuatro décadas de dictadura franquista los españoles entramos en una nueva época democrática con entusiasmo y ganas de salir del pozo en el que se encontraba el país; pero parece que las "dos Españas" de 1936 todavía no se han superado.

En el Congreso de los diputados todos hablan pero ninguno escucha. Tanto es así que hace apenas cuatro años Jose Antonio Labordeta, representante de Chunta Aragonesista en el hemiciclo, mandó "a la mierda" a todos aquellos que le faltaron al respeto mientras boicoteaban su intervención. En los últimos meses la oposición desacreditaba al gobierno con insultos y faltas al respeto. Esta situación es similar e igual de lamentable en las Comunidades Autónomas.

El pasado martes y miércoles se celebró en las Cortes de Aragón un pleno en el que se debatía principalmente el trasvase del agua a Barcelona y el proyecto de Gran Scala. Poco tiempo trascurrió hasta que aquello pareciera un patio de colegio y para que llegaran los primeros insultos y faltas de respeto. EL portavoz del PP, Jose Ignacio Senao, llamaba pichon al consejero de Industria, Arturo Aliaga, y sugería su destitución. Aliaga le contestó con la misma estrategia: "está usted haciendo el ridículo y hasta sus compañeros se están dando cuenta". Mientras tanto, en mitad del debate, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, abandonaba el Palacio de la Aljafería.

Que el presidente del gobierno de Aragón abandone un pleno cuando todavía no ha terminado parece algo normal en este país, o por lo menos no es noticia. La noticia es lo que han dicho unos y otros y lo que se han contestado aunque ni siquiera hayan tomado diez segundos en escucharse.

Un pilar fundamental de la democracia es el respeto y, desgaciadamente, nunca nos respetaremos mientras nuestros representantes no lo hagan.